Por una educación cristiana

Publicado: 2012/02/09 de camunnas en chanadas / txantxak, ideyas / ideiak
Etiquetas:, , , , , , , ,

El creacionismo antievolucionista no es la única reacción posible de los buenos cristianos contra la ciencia atea. Hay muchas más formas en que los conocimientos científicos podrían armonizarse con la moral bíblica –para que siga siendo lícito lapidar a los homosexuales, por ejemplo–. Tras profundas investigaciones en Física, Matemática y Biología, sugerimos al ministro de Educación (y Cultura y Deportes) los siguientes ejemplos; vamos a Wert:

LEY DE LA GRAVEDAD UNIVERSAL

¿Sabía usted que la teoría gravitatoria es la única que posibilita que la gente se tire de los edificios y muera? Exactamente, ¡posibilita el suicidio! Entonces, ¿debemos los cristianos sinceros de corazón permitir que una barbaridad inmoral como esa sea aceptada y enseñada a nuestros hijos en clase? ¿Sabía usted que si se aboliera, podríamos volar como los arcángeles? ¿Sabía que esa ley niega lo que sucedió durante el glorioso día en que Josué detuvo el Sol y la Luna (Josué 10: 12-13)? ¿Cómo puede ser correcta si niega lo que dice la Biblia?

Existen teorías cristianas alternativas, en las que la masa es una función hiperbólica que depende de la fe; así, usted podría volar y ser salvo si creyese en Cristo, a diferencia de los malvados y ciegos científicos ateos que se oponen a aceptar lo evidente: ¿Cómo negar que Cristo ascendió al cielo? ¿O que caminó sobre las aguas? Pero no, ellos, que tienen el demonio por dentro, van a seguir aferrados a sus dogmas vanos, que pasarán con el mundo; nosotros volaremos felices por toda la eternidad, mientras ellos se queman en el infierno. Amén.

FÍSICA CUÁNTICA

¿Sabía usted que la mecánica cuántica posibilita que un electrón manifieste dos estados al mismo tiempo hasta que un observador lo detecte? A estos se les llama “estado excitado” (disculpe el lenguaje sucio, querido lector) y “estado no excitado”. Como podemos ver, ésta es una forma de justificar el bisexualismo. Ahora, gracias a estos ateos endemoniados, los bisexuales podrán argumentar que los electrones se comportan así y que por ende, hasta que los vea un hombre o una mujer, ¡podrán ser ambiguos al respecto!

Es una vergüenza, para nosotros los cristianos verdaderos, que en un país cristiano como éste se enseñe en las universidades una teoría tan ignominiosa y moralmente ambigua, que enseña que Dios Jehová el Todopoderoso, aquél que creó el Universo y hace temblar la Tierra con sólo pensarlo, y a quien debemos adorar hasta que se nos vuelvan polvo las rodillas, no puede (sí, leyó bien, ¡no puede!) conocer al mismo tiempo el momentum, velocidad y posición de uno de esos vergonzosos y ambiguos electrones. ¡Ja! Qué absurdos son esos ateos: piensan que para quien destruyó Sodoma y Gomorra hay algo imposible.

Debemos cambiar esta teoría por una Ley Cuántico-Cristiana que asuma que Dios puede conocer todo de esos electrones cuando lo desee, y que al mismo tiempo los defina y ponga en regla. No podemos permitir que esas ambigüedades anden creando maldad en nuestros corazones puros y llenos de fe. ¡Aleluya, Hermanos! Ha llegado la hora de la física cristiana, y por lo tanto, verdadera.

FÍSICA NUCLEAR

¿Sabía usted que la física nuclear posibilita la construcción de un horror como la bomba atómica? ¡Sí, en efecto! Los malvados, ateos y ciegos científicos han creado eso para destruirnos, tal como está profetizado en la Biblia. Pero esa teoría no es correcta; no se deje engañar, amigo lector. Lo que pasa es que el demonio ha metido mano, y por medio de sus malas artes, provocó una explosión gigantesca en el mismo momento de la “deflagración” de la bomba, engañando así a los ateos.

Nosotros proponemos una nueva Ley según la cual los átomos, por medio de la fe que todo lo puede, y los feones, las partículas que la transportan, se combinen de manera armoniosa para producir maná, panes y peces, y así los verdaderos cristianos ganaríamos adeptos eliminando el hambre sólo en aquellos que se conviertan. ¡Sí! Imagine la enorme cantidad de conversos que ganaría Nuestro Señor Jesús –alabado sea en su Gloria– y salvaríamos millones de almas, que de otro modo irían a parar al infierno.

MATEMÁTICA

En la Biblia se afirma que π (el número “pi”) vale 3 (1 Reyes 7, 23), por lo que debemos enseñarlo así en los cursos de geometría para que sean correctos. ¿Por qué cree usted, hermano, que los edificios no soportan los terremotos? ¡Porque no los diseñan con el verdadero valor de π!!!!!. Si las levantaran con un valor de π igual a tres, las construcciones ganarían solidez debido a la gracia divina que las protegería de todo mal, ya que el tres ¡es el numero de la Trinidad! Y, por la gracia de las Tres Personas distintas, los edificios quedarían protegidos contra todo mal.

Además, el valor actual de π es un numero feo, difícil de recordar y ¡aproximado! Sí, amigo lector, es verdad, ellos no quieren que se sepa pero es verdad, el valor real que ellos consideran de π es desconocido. ¿Cómo pueden estos que nos hablan de ciencia decir que sus matemáticas son exactas si ni siquiera conocen el valor de este número? ¿Cómo pueden construir cosas sólidas si no tienen precisión al medir? En cambio Dios, en su infinita sabiduría, lo hizo exactamente igual a tres para que no hubiera aproximaciones y pudiera ser todo exacto y justo. Y el hecho de que π valga 3 es una hermosa prueba de que Dios existe y es trino, así lo nieguen los ciegos de mente cerrada que no ven más allá de sus narices y son incapaces de romper sus dogmas.

GENÉTICA

Esta “ciencia” postula que tenemos “genes” que no pueden cambiarse, lo que implica que ¡usted no puede cambiar ni renacer en Cristo! ¡Qué horroroso! Esto no puede ser, ¿verdad? Claro que no: Dios puede cambiarnos como quiera y hacer lo que quiera. Fíjense cómo hizo hablar a la burra de Balaam (Números 22: 28-30): eso no sería coherente con la genética moderna, pues Dios habría tenido que cambiar genéticamente a la burra, y como en la Biblia no se dice nada al respecto, entonces Dios Todopoderoso dejó a la burra tal como estaba, por lo que la genética se equivoca. Sus defensores sólo quieren llenar el mundo de clones que no van a tener alma, quieren llenar el mundo de miles de Hitlers, rubios y ateos.

Son sólo intentos de los ateos de emular a Dios, y está escrito que los hombres que tratan de alcanzar a Dios serán castigados por Él, como sucedió a los de la torre de Babel. Adopte la Ley del Cambio Cristiano, que postula la herencia por medio de la mezcla de sangre (¿cómo olvidar las ovejas rayadas? Génesis 30, 37-39) y el cambio de ésta por medio de la Fe y la intervención divina.

¡Aleluya, Hermanos! Ha llegado la hora de la Ciencia de Dios. Regocijémonos, porque el fin está cerca y ya no hará falta estudiarla.

[Fuente: ShiKoMetAl en Taringa]

Anuncios
comentarios
  1. […] [Más mofas: Humor ateo, Tim Minchin, Por una educación cristiana] […]

  2. Jose dice:

    Que gran estupidez es esta, con todo respeto hacia su puta religión que lo único que quiere es dinero, yo buscando información útil sobre química y me sale esta mamada .l.

  3. ashenvitor dice:

    Abolir la teoria gravitatoria?espero que alguien lo anuncie.
    Para que toda esta “sarta”de imbéciles creyendo que pueden volar se tiren de un edificio de almenos 15 pisos.

    Feel free to respond so I can shut you up!

  4. diosito osito dice:

    Deberían ofrecer el plan académico de geografía, abajo la ley de gravedad: el suicidio es pecado!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s