Condenado por no querer atender a un zipaio

Publicado: 2013/04/21 de QK en Basconia / Euskal Herria, politica / politika
Etiquetas:, , , ,

KONICA MINOLTA DIGITAL CAMERALa titular del Juzgado español de Instrucción nº1 en Gernika ha condenado a un hostelero de Bakio (Bizkaia) al pago de una multa de 155€ (5€ durante 30 días), como autor responsable de una falta de desobediencia a la autoridad, por haberse negado a servir a un zipaio en su establecimiento el 18 del pasado mes de marzo, alegando que no servía “a uniformados con armas”.

En su sentencia, la magistrada española (al parecer, digna seguidora de la esperpéntica jueza Murillo) considera que “no existe motivo alguno que justifique la negativa a servirles (…) más allá del ánimo de desprestigiar el principio de autoridad de los agentes, faltándoles al respeto y consideración debida” (debida según ella y los de su calaña, claro) y añade que no es la primera ocasión en que suceden hechos similares en la demarcación, utilizando los propietarios del establecimiento la misma frase de que “no se atiende a uniformados con armas”, por lo que se atreve a elucubrar que puede haber “una campaña contra los agentes”.

No sólo se permite incluir apreciaciones puramente subjetivas y personales sobre la “dignidad” del uniforme y sus funciones (que demuestran a las claras de qué pie cojea), así como sus elucubraciones conspiranóicas, sino que además desprecia la alegación del acusado (que tener en su local a alguien armado le ponía nervioso y le impedía trabajar tranquilo) tildándola de “peregrina e insustancial”.

cartel_derecho_admisionEs otra muestra más de cómo funciona la “justicia española”, esta vez a un nivel más cotidiano y de andar por casa. Es ese facherío españolista y ese odio visceral a todo lo vasco, que les lleva a abusar de su poder y prevaricar tan ricamente, a sabiendas de su impunidad. Sí, prevaricar, porque esta funcionaria española debe conocer la ley que aplica y, si las cosas no han cambiado, cuando estudiaba Derecho nos contaban que el artículo 59 del Real Decreto 2816/1982 prohibía a cualquier persona presente en un local público “portar armas de cualquier clase”. Es lo que se llama derecho de admisión, ese que se invoca en el típico cartelito que podemos ver en cualquier local, y que parece que también se niega al dueño si es vasco.

[Fuentes: Sare Antifaxista, El Correo]

Anuncios
comentarios
  1. Pedro Pómez dice:

    joderrr si cumplen todos los rekisitos- ademas de armados, muchos van de farlopa hasta las cejas, apestan a chotuno y donde van montan bronka

  2. semos europedos dice:

    ¡¡¡¡Una subvención tendrían que darle a este buen hostelero —por conducta ética!!!!
    Y una cosilla que se me viene a la mente: si está de servicio, ¿qué hace dándole al pimple? y si no está de servicio, ¿por qué lleva la pipa?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s