El asesino de Yolanda González trabaja para el Gobierno

Publicado: 2013/02/23 de QK en Basconia / Euskal Herria, ideyas / ideiak, politica / politika
Etiquetas:, , , , , , , ,

Yolanda.Gonzalez.asesinadaEl diario El País informa de que el asesino de Yolanda González trabaja para los Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad del Estado, formando a sus agentes en técnicas forenses de espionaje y rastreo informático. Tal vez los más jóvenes no recuerden el caso. Yolanda González nació en Bilbao el 18 de enero de 1961. Hija de una familia obrera, militó brevemente en la Liga Comunista Revolucionaria. En octubre de 1979 participó en la fundación del Partido Socialista de los Trabajadores. Se trasladó a Madrid, buscando un porvenir. Se matriculó en el Centro Profesional de Vallecas y consiguió trabajo como empleada de hogar. Delegada de la Coordinadora Estudiantil de Madrid, adquirió en seguida el reconocimiento de sus compañeros de lucha política, que apreciaron su capacidad de liderazgo.

Emilio.HellinSecuestrada por Emilio Hellín e Ignacio Abad, aparece con tres disparos en la cabeza en una cuneta cerca de San Martín de Valdeiglesias. Los asesinos pertenecen a Fuerza Nueva. Ambos son detenidos quince días más tarde. Hellín declara que la orden ha partido de Martínez Lorca, ex guardia civil, jefe de seguridad de Fuerza Nueva y estrecho colaborador de Blas Piñar. El atentado es reivindicado por el “Grupo 41” del Batallón Vasco Español, una de las hidras del terrorismo de Estado. Algo más tarde, se descubre la implicación de Juan José Hellín, hermano de Emilio y miembro de la Guardia Civil, y del policía nacional Juan Rodas Crespo. Emilio Hellín relata que antes de matar a Yolanda, le dijo al oído: “Aquí se acabó el paseo, roja de mierda”, no sin haberla torturado previamente por el camino. Después de golpearla salvajemente, la obligó a bajar del coche y le disparó dos tiros en la cabeza. Ignacio Abad le propinó un tercer tiro de gracia. Yolanda acababa de cumplir 19 años.

emilio.hellin.fichadoEl entonces diputado Juan Barranco declaró: “Este asunto se achaca en su superficie a elementos de la extrema derecha, pero va más allá y se relaciona con instituciones del Estado“. Siempre se sospechó que detrás del crimen se encontraba la Brigada Especial Operativa, dirigida por el comisario Manuel Ballesteros, un brutal torturador de la dictadura franquista rescatado por el ministro socialista del Interior, José Barrionuevo, para colaborar en la guerra sucia contra los independentistas vascos. Estas circunstancias explican la violencia que sacudió a España durante los ochenta. La pervivencia de asesinos y torturadores en las Fuerzas de Seguridad del Estado, que continuaban utilizando sus viejos métodos, alentó una guerra de baja intensidad entre ETA y el Estado español. No se puede condenar la violencia de la organización armada vasca sin repudiar la violencia del Estado español. Es más, la crudeza de los atentados de ETA sólo es el fiel reflejo de la inercia represiva y antidemocrática de un Estado que había garantizado la impunidad de sus crímenes, orquestando una transición sumamente injusta e imperfecta.

Yolanda.sare.antifaYa he afirmado que rechazo la violencia, pero la ética y cierta perspectiva histórica exige realizar un juicio objetivo y desapasionado. La trayectoria de ETA es un ejemplo del efecto deshumanizador de la violencia en sus propios militantes, que acabaron asimilando una lógica estrictamente militar, pero sería una hipocresía repugnante afirmar que su estrategia se desplegaba frente a un Estado impecablemente democrático, donde estaban garantizados los derechos humanos y las libertades. La presencia del asesino de Yolanda González en el Servicio de Criminalística de la Guardia Civil y el hecho de que se le permitiera cambiar su nombre en el Registro Civil por el de Luis Enrique Hellín Moro pone de manifiesto los estrechos vínculos entre las Fuerzas de Seguridad del Estado y la extrema derecha. Sin la colaboración del poder político y judicial, el ultra Emilio Hellín, que sólo cumplió catorce años de condena y se fugó en dos ocasiones, no disfrutaría en la actualidad de una vida tranquila, colaborando con la Guardia Civil en sus investigaciones.

Después de asesinar a Yolanda González, los autores del vil asesinato reivindicaron el crimen, afirmando que se habían limitado a darle “un paseo por la España una, grande y libre”.

[Fuente: Into the Wild Union; más información: El País, Sare Antifaxista, Nación Red, Público, GARA]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s