Biografía sucinta

Publicado: 2013/01/18 de camunnas en chanadas / txantxak, trigas / aukerak
Etiquetas:, , ,

DrMaligno-DrEvil

Mi padre era un pastelero belga necrófilo y de la acera de enfrente, lo cual le acarreó no pocos problemas, aunque también los tuvo por su afición a la heroína. Mi madre era una prostituta francesa de quince años llamada Chloe, que tenía seis dedos en cada pie. Mi padre era politoxicómano y bebedor. En sus delirios decía que había inventado el signo de interrogación. Opinaba que los árboles eran unos vagos porque no se movían. Sufría ese malestar general que sólo aqueja a los genios en su desquiciada vida…

Mi infancia fue típica: veranos en Rangún… cursillos de zoofilia… En primavera bailábamos claqué… Cuando me portaba mal me metían en un saco y me daban una somanta de palos –lo normal en los niños de mi edad. Cuando cumplí los doce años me enamoré de una oveja. A los catorce años, una bruja zoroástrica llamada Wilma, en un ritual, me afeitó los testículos. Les aseguro que no hay nada como un escroto esquilado –es impresionante… Les recomiendo que lo prueben.

Doctor Maligno, Austin Powers, international man of mistery.

 

dr-evil-airquote[La versión original en inglés presenta sutiles diferencias:

My father was a relentlessly self-improving boulangerie owner from Belgium with low-grade narcolepsy and a penchant for buggery. My mother was a 15-year-old French prostitute named Chloé with webbed feet. My father would womanize; he would drink. He would make outrageous claims like he invented the question mark. Sometimes, he would accuse chestnuts of being lazy. The sort of general malaise that only the genius possess and the insane lament…

My childhood was typical: summers in Rangoon… luge lessons… In the spring, we’d make meat helmets … When I was insolent I was placed in a burlap bag and beaten with reeds –pretty standard, really. At the age of twelve, I received my first scribe. At the age of fourteen, a Zoroastrian named Vilmer ritualistically shaved my testicles. There really is nothing like a shorn scrotum –it’s breathtaking… I suggest you try it.]

comentarios
  1. […] Y no estoy pensando en la desgarradora y recurrente escena del leopardo dando caza a la tierna gacelita, o en el cabronazo del cuco arrojando los huevos o a los polluelos legítimos fuera del nido. No, no; pienso en formas tan despiadadamente retorcidas que no se le podrían ocurrir ni al Doctor Maligno. […]

  2. […] Versión en castellano aquí. […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s