La ‘hispanidad’ hizo el ridículo

Publicado: 2012/10/13 de QK en ideyas / ideiak, politica / politika
Etiquetas:, , , , , ,

Primero, cómo no, hizo el ridículo con el típico baile de cifras de asistencia. Ya sabemos que la fachundia no sabe contar, pero es que no se molesta ni en utilizar la tecnología más a mano para hacer un poco creíbles sus cifras (con Google Earth vemos que la plaza de Catalunya tiene unos 6000 metros cuadrados), ni en consultar las hemerotecas (si comparamos las fotos aéreas del 12-O y de la asamblea del 21 de mayo de Indignats, vemos una ocupación similar y en aquella ocasión afirmaron que había unas 5000 personas).

En esta ocasión, tan sólo la Guardia Urbana apuntó una cifra realista: 6000 personas, que, poniéndonos generosos, y contando también las aceras exteriores, podríamos elevar a unos 10.000 individuos. Muy lejos de esos 65.000 que establecía “ex cathedra” la Delegación del Gobierno (del PP) y que supondría que se apiñaban más de diez personas por metro cuadrado (una cabina telefónica), cuando en todas las imágenes se aprecia que los concentrados mantenían una holgada distancia entre sí, lo que les permitía hacerse las típicas fotos con sombreritos y payasadas, propias del garrulo que sale del pueblo.

Los cachorros de Nuevas Generaciones del PP, supongo que para hacer la pelota a sus mayores y sin darse cuenta del mal lugar en que dejaban a sus colegios de pago, llegaron en su delirio a afirmar la asistencia de medio millón de personas, lo que supondría ¡más de 80 personas por metro cuadrado!

Fuera como fuese, quedaba claro que el globo se desinflaba. Esa “marea españolista”, esa “Cataluña silenciosa“, esa “mayoría anti-independentista”, que contó además con el apoyo del partido del Gobierno y recurrió a los típicos viajes pagados de autobús y bocata en día de fiesta, para traer charnegos desde las regiones más ultras y montaraces de España, no llegaba a reunir ni 10.000 personas; en el mejor de sus sueños, que es del que tratan de autoconvencerse en la prensa facha, 65.000. Cuando, en la peor de las cifras, la dada por la misma Delegación del Gobierno pepera, acudieron a la manifestación independentista más de 600.000 personas. Huelgan más comentarios ni comparaciones.

Ha quedado claro que los españolistas conforman un grupejo marginal (en cuanto al número) dentro de la sociedad catalana; eso sí, su marginalidad numérica se ve contrarrestada por el apoyo de un entramado fascistoide que incluye al propio partido que gobierna en el Estado, y una variopinta composición social en la que, junto a charnegos inadaptados también se encuentran burgueses catalanes “de toda la vida”, que han medrado a la sombra de algún privilegio españolista, y pijos intrascendentes que administran el dinero de papá desde Madrid.

No lo digo yo, es el cavernícola de Armando Robles, en Alerta Digital, el que se regocija diciendo:

(…) Lo más llamativo, la refrescante presencia de cientos de jóvenes y adolescentes, fervorosamente encauzados al propósito de una España Grande y Libre, sin nacionalistas. Con la gente guapa, sana y decente que conforma lo mejor de la sociedad catalana y que hoy reivindicó en la Plaza de Cataluña lo mejor de la condición humana.

Qué diferente imagen la de hoy con la de esos miles de perroflautas, separatistas, pakistaníes, moros y pervertidos que reclamaron la independencia catalana hace casi un mes. La Plaza de Cataluña era hoy patrimonio de España,  patrimonio de los pueblos libres, patrimonio de la humanidad, sin injerencias judáicas ni masónicas.

Cataluña vuelve a ser libre. Cataluña vuelve a ser española. Este éxtasis de patriotismo vivido hoy en las calles catalanas ha de tener, a la manera machadiana, su mármol y su día. (¿Habrá entendido este idiota a Machado? ¿Se dará cuenta de que el mármol es la lápida…?)

  

Porque no hay que engañarse: ni “movimiento ciudadano”, ni “apolítico”, ni gaitas; lo que se reunió en la plaza de Catalunya fue la derecha a la derecha del PP. Y luego, el propio PP, que impuso a los organizadores como condición para su presencia y “apoyo” el veto a grupos falangistas y nazis, que fueron derivados hacia el acto de Montjuïc. Junto al surrealista Anglada y su xenófoba (pero legal) Plataforma per Catalunya, Ciutadans, el retrasadito de Toni Cantó, Boadella y más fiemo de UPyD, la pijería deportiva como los Gasol y Pedrosa, cuya una patria es la pasta, el Nobel ultraderechista Vargas Llosa, o intelectuales de la talla de Mercedes Milá, Jorge Javier Vázquez o Risto Mejide. Caspa y fachundia españolista pura y dura. Por si hiciera falta más, quedó archidemostrado con el incidente del falso independentista que intentó subir a romper una estelada… Y eso que dejo de lado a sus colegas que vinieron a hacer el ridículo y a provocar incidentes también por la “Hispanidad” a Bilbo.

Pero, insisto, lo más importante es que ha quedado claro que esa “Cataluña silenciosa“, supuestamente españolista, es tan silenciosa porque no existe. Tan claro que hasta ellos mismos, mientras siguen intentando engañar a los más bobitos de sus seguidores, lo reconocen por lo bajini. Aquí tenéis (¡por vez primera en este blog!) un artículo de Cristian Campos para Libertad Digital que lo dice bien clarito y sencillo de entender. Lo cito entero antes de que lo censuren…:

Alguien tiene que pinchar el globo, y voy a ser yo: 10.000. A las 12:00 horas del 12 de octubre de 2012, 10.000 manifestantes se aglomeran en la Plaza Cataluña de Barcelona, según los organizadores de la concentración. Demos la cifra por buena, aunque ya les adelanta este barcelonés que en el centro de la Plaza Cataluña a duras penas caben 4.000 personas; 6.000 a todo tirar si incluimos sus aledaños. La misma cifra de asistencia, por cierto, que ha dado la Guardia Urbana. Bien, no resulta muy difícil adivinar lo que sigue, ¿cierto? La peor cifra independentista del pasado 11-S (600.000) contra la mejor del 12-O (10.000). 60 a 1. Esa es, en la Cataluña actual, la fuerza real de la idea España unida en comparación con la fuerza real de la idea Cataluña independiente.

Gracias a la manifestación de hoy, el independentismo ya tiene una cifra que pasear por Europa y por la redacción del New York Times. Real, tangible, contrastada. Con foto aérea incluida. 60 a 1. Nacho Vidal contra el osado micropene español. Y este chiste va a ser el menos cruel que lean durante las próximas semanas.

Queda claro que en la España actual no abundan los Clausewitz, pero desde el punto de vista de la estrategia unionista la convocatoria de la manifestación de hoy ha sido un error táctico de proporciones colosales. No hace falta ser un lince para darse cuenta de que la de una España unida no es, a día de hoy, una idea activa sino reactiva. Sólo ha aparecido cuando ha creído necesario chafarle la guitarra al soberanismo. Y eso forzada por un órdago político que, ya acabe con una Cataluña independiente o con un federalismo asimétrico, supone decirle adiós a la España actual.

Y este error ni siquiera es nuevo. Ya lo cometió Ciutadans cuando decidió lanzarse a la arena política para contrastar con la realidad de la calle aquella entrañable idea-fuerza que hablaba de una bolsa de centenares de miles de catalanes, principalmente pertenecientes a las clases obreras y las elites intelectuales, que no votaba en las elecciones autonómicas catalanas a falta de un partido político que defendiera sin complejos la idea de una Cataluña 100% española. El resultado está a la vista: C’s lucha elección tras elección por superar la barrera electoral del 3%. Puro wishful thinking.

Esa, la de los españoles durmientes, era una idea potente y atemorizadora (en términos estrictamente políticos) que en no pocas ocasiones había mantenido a raya al nacionalismo más radical. Duran Lleida, sin ir más lejos, ha edificado 30 años de carrera política sobre los cimientos de esa idea. Y no es para menos: ¡un monstruo aletargado de casi un millón de ciudadanos desencantados dispuesto a arrasar al nacionalismo en cuanto España le llame a filas! Como para acojonar a cualquiera. Pero hoy España ha llamado a filas. Han respondido 10.000 ciudadanos. Y algunos aún se asombran cuando ven al tibio Duran Lleida convertirse a pasos forzados al soberanismo. ¿Y cómo no va a hacerlo, si el PP y los organizadores de la manifestación de hoy han levantado los faldones de las sábanas y han mostrado al nacionalismo moderado que el monstruo que estos creían tener debajo de la cama era una chinche?

comentarios
  1. Aitor dice:

    ¿hay algun articulo sobre los fascistas en Euskal Herria?

  2. Esteban dice:

    que chorrada y los 5 millones de catalanes que no salimos a la calle que somos entonces? los independentistas tienen la creencia de que el resto son igual de radicales que ellos y que si no salimos a la calle estamos de acuerdo con lo que dicen.

    • Mort als botiflers dice:

      Dices: “…que chorrada y los 5 millones de catalanes que no salimos a la calle que somos entonces?”
      Te contesto: Pues, si todos son como tú, como mínimo lerdos.
      Lo tuyo no es leer, ¿verdad? Porque si hubieses leído el post completo, y en especial, el último fragmento de tu colega españolazo, verías dónde ha ido a parar el mito de los “catalanes-españoles que no salen a la calle”. Si lo hubieses leído, no habrías quedado como… un lerdo.
      Pero además, el que no sale a la calle, es que se calla, y el que calla, otorga. Así que, ale, a callar… y a fer la mà!

  3. Mike dice:

    paz y amor chavales. buscad un trabajo y ser felices.

  4. […] y negación de la realidad, diciendo que “sólo” había 400.000. Ya sabemos que los números no son lo vuestro y que no sabéis contar excepto para robarnos y llenaros los bolsillos, pero el cálculo es […]

  5. […] veremos si los de la “hispanidad” hacen valer su “furia” española… o vuelven a hacer el ridículo como el año […]

  6. Viva España! dice:

    He entrado por casualidad y este blog no tiene desperdicio. Decís cosas muy graciosas.
    No he podido para de reir 🙂 gracias por términos como charnegos! Jajaja
    Ahora en serio os han tenido que hacer verdaderas vejaciones de pequeños, pero cosas realmente jodidas para que alberguéis tanto odio en vuestro interior y a la par ser tan estúpidos y estar tan aburridos como para volcar todo ese odio en una cosa tan ridícula.
    Os deseo suerte en la vida chavales, la necesitareis .

    • QK dice:

      Gracias por tus buenos deseos. La risa es salud, así que nos alegramos mucho de que el blog te haya resultado tan divertido; aunque, depende de lo que te hayas reído, igual es que no lo has entendido…
      Por lo demás: “Los que contestan a su contrario no con argumentos sino con improperios es porque carecen de dichos argumentos y son cortos de entendederas…” ¿Te suena?
      Je, je, je…

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s