Se extingue otro dinosaurio

Publicado: 2012/09/19 de QK en atros / besteak, politica / politika
Etiquetas:, , , , , , ,

Si en enero de este año murió el franquista y asesino de obreros Fraga Iribarne, impunemente, en su camita, ayer le tocó extinguirse a otro dinosaurio de la política española y también corresponsable de la llamada “Transición” (que algunos escriben como “TRA[ns]ICIÓN“): Santiago Carrillo.

Como la corrección política no es lo mío (ni la social siquiera), no puedo unirme al corifeo de hipócritas que cantas las alabanzas de éste como de cualquier difunto. Tampoco comparto, claro, los rebuznos ultraderechistas que siempre lo han presentado como una especie de íncubo exterminador de franquistas en Paracuellos. La imagen que tengo de este señor es la propia, la personal, la de alguien que vivió la agonía del franquismo cuando dejaba de ser niño y desde entonces siempre se ha sentido interesado por la política y por la Historia.

Desde esa imagen personal, creo que si algo caracterizó a este político a lo largo de toda su vida fue el ser un superviviente; a todo, hasta al tabaco; esta palabra, además, resulta más amable que la de “chaquetero” o “trepa”, cuyos significados también pueden quedar incluidos en ella.

Después pasar su infancia en Asturias y trasladarse luego a Madrid debido al cargo político de su padre en el PSOE, pronto se afilia a las Juventudes Socialistas, donde, gracias a su facilidad dialéctica, se va haciendo un nombre dentro del sector “revolucionario”. Tras ser nombrado Secretario en 1934 y pasar por la cárcel por la Revolución de Asturias, viaja a Moscú en 1936, de donde vuelve deslumbrado por los logros de la Revolución Soviética y con el encargo de unificar las juventudes del PSOE y el PCE, objetivo que logrará tras empezar la Guerra Civil, siendo nombrado Secretario General de las JSU. En noviembre se afilia al PCE y al año siguiente ya lo encontramos como miembro de su buró político.

Derrotada la República, huye a Francia y de allí a Rusia, donde cantará las alabanzas del “padrecito Stalin” hasta su muerte, y después las de la “desestalinización”. Como encargado de la organización del PCE en España, será el responsable de la muertes de 200 maquis en la suicida invasión del Valle de Arán y del posterior abandono a su suerte de los núcleos de resistencia obrera que quedaban en la península, promoviendo el “entrismo” en el “Sindicato Vertical” franquista, de donde luego nacerá CC.OO.

Tras ser nombrado Secretario General en 1960, en sustitución de Dolores Ibarruri, se va distanciando de la U.R.S.S. y acercando a las posturas de Berlinguer y Marchais (secretarios del PC italiano y francés de la época), dando lugar a la corriente reformista que recibirá el nombre de “Eurocomunismo” en la década siguiente.

Muerto Franco, eliminado Carrero gracias a ETA y dimitido Arias Navarro, Carrillo pactó con Adolfo Suárez (otro “trepa” con el que nuestro personaje conectó a la perfección) la legalización del PCE en el llamado “Sábado Santo Rojo” de 1977, tras el episodio surrealista de la peluca. Mediante este pacto, el PCE aceptaba el régimen monárquico impuesto por el dictador y la bandera rojigualda. Carrillo se justificaba diciendo que esto “rompió en dos el bloque franquista”, pero el efecto práctico de este cambalache, a espaldas de la militancia comunista tras décadas de clandestinidad, fue el desconcierto y la desilusión interna, y supuso que la que había sido la fuerza política española hegemónica contra el franquismo comenzara su decadencia.

Quizá algún día se sepa de qué se habló en una reunión secreta mantenida en Huesca el año anterior (en la que habrían participado Suárez, Fraga, Felipe González y Carrillo, además de representantes del Ejército y la Casa Real, y se habría pactado no sólo la legalización, sino los resultados electorales hasta la victoria del PSOE), pero el caso es que el PCE entró en un estado de crisis permanente, aumentando la disidencia interna y también las purgas, todo ello agravado por la irrisoria representación que obtuvo (o se le asignó) en el Parlamento y su conducta colaboracionista con el régimen (Pactos de la Moncloa), hasta que Carrillo renuncia a la Secretaría General en 1982, en un proceso que acabaría con su expulsión del partido en 1985.

Aún fundaría el Partido de los Trabajadores, un partido personalista que no obtuvo representación, y al que acabaría integrando en el PSOE en 1991. El, sin embargo se quedó fuera; hubiera sido curioso, si no, que hubiese coincido en el mismo partido con Jorge Verstrynge, quien fue máximo dirigente de Nuevas Generaciones del Partido Popular y delfín de Fraga, tras abandonar su militancia en  el grupo nazi CEDADE. Desde entonces vivió apartado de la política activa (quizá con el alejamiento propio de quien ya ha cumplido su función), convertido en un habitual de tertulias y conferencias sobre política nostálgica y demás saraos institucionales.

Está claro que su papel fue determinante para hacer posible el régimen y las instituciones que sucedieron al franquismo y para consolidar esta pseudodemocracia que ahora padecemos y contra la que, afortunadamente, crece la contestación social día a día. También está claro que siempre supo encontrar amigos en las esferas de poder, tanto ahora como en sus tiempos revolucionarios, y tanto a un lado como a otro del antiguo “Telón de Acero”; ya decía que era básicamente un “superviviente”. No hace falta más que ver quiénes se han deshecho en alabanzas a su figura: desde el Borbón hasta Rajoy o Zapatero, pasando por Llamazares, Rosa Aguilar, González Pons, Garrigues Walker o la esperpéntica Rosa Díez. Es decir, la peor chusma del sistema. Sin embargo, alguien que le conocía muy bien, y cuya honradez le viene avalada por su praxis política y personal, Julio Anguita, se ha limitado a una lacónica frase: “Ha sido un referente en la historia de España“. Por algo será.

comentarios
  1. QK dice:

    El jueves le dedica esta viñeta, que me recuerda la mofa de un colega comunista que le conoció: “Hasta el final fue fiel a sus Ideales… Ah, no, que eran Ducados”

    Su deterioro mental venía de lejos…:

    carrillo español y futbolero

  2. Homónimo dice:

    Gran post (hoy tocan alabanzas)

  3. Katador dice:

    ¿y la etiqueta del 3 de marzo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s