Con el ‘dron’ detrás de la oreja

Publicado: 2012/08/21 de QK en atros / besteak, ideyas / ideiak
Etiquetas:, , , , , , ,

Ya no se trata del pequeño helicóptero que espía a Homer, sino que ese supuesto mosquito que nos zumba en la oreja puede ser ahora algo mucho más peligroso: podría tratarse de un diminuto avión no tripulado, un “dron“, un espía volador del tamaño de un insecto.

Desde hace más de un lustro, EE.UU. está trabajando en una serie de aviones en miniatura o microvehículos aéreos (MAV, por sus siglas en inglés) basados en la misma física que permite volar a los insectos. Un laboratorio de la Universidad de Pennsylvania presentó públicamente un tipo de “drones” programado para comportarse como un enjambre, una red de veinte “nano-quadrotors” (minúsculos helicópteros propulsados por cuatro rotores) que vuelan en formaciones sincronizadas.

El temor se desató en 2007, cuando los informes sobre extraños objetos voladores flotando por encima de las protestas en contra de la guerra despertaron acusaciones de que el Gobierno de EE.UU. estaba desarrollando en secreto estos insectos robóticos espías. En 2008 la Fuerza Aérea estadounidense mostró espías del tamaño de insectos, pequeños como abejorros, que no se detectan en los edificios, y que son capaces de “fotografiar, grabar, e incluso atacar a insurgentes y terroristas“.

Cabe recordar que en 2008 la agencia de investigación militar DARPA llevó a cabo un simposio para discutir sobre insectos, robots y armas biológicas. Y EE.UU. no es el único país que ha invertido dinero en la miniaturización de aviones no tripulados para usarlos como espías. Países como Francia, Holanda e Israel han desarrollado “drones” que simulan el aleteo de aves. Según opinan expertos como el zoólogo Richard Bomphrey, de la Universidad de Oxford, la naturaleza ha resuelto el problema de crear máquinas voladoras en miniatura, y asegura que si aprendemos de los insectos “lograremos crear una nueva serie de vehículos de vigilancia que, debido a su tamaño y su capacidad de volar como insectos, se podrán camuflar completamente en nuestro entorno”.

Como se aprecia en la foto, el tecno-bichejo está diseñado para extraer sangre como si fuese un auténtico mosquito, pero también para inocular una determinada sustancia (como un somnífero o un veneno), un virus o incluso un chip de localización y seguimiento.

Un “fantástico” futuro ya está aquí; un futuro en el que, en pro de la “seguridad”, los derechos y libertades se verán –aún más– reducidos a una mera entelequia; incluido el derecho a la intimidad.

[Fuentes: Russia Today, Alt1040, PressTV]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s