Pintxopote en Gros

Publicado: 2012/06/15 de QK en foticos / argazkiak
Etiquetas:, , , , ,

Quienes me conocen saben que soy una persona que se mantiene en forma (en forma… de botijo) y, claro, eso exige un riguroso entrenamiento que hay que llevar a cabo de manera regular y en cualquier circunstancia. Algo que últimamente ha ayudado mucho a ese entrenamiento ha sido la difusión de la bendita costumbre del pintxo-pote, que se ha ido poniendo de moda tanto en Irún y en Hondarribia, como por diferentes barrios donostiarras, aparte de Alde Zaharra.

Nadia me avisó de que también había llegado a Gros, los jueves de 19:30 a 21:30, (pintxo y zurito o vino joven, 2€) y que además era la Pintxo Week de Keler, así que ¿qué mejor excusa para hacer una visita a mi hijica más exótica y a la vez más cercana? Comenzamos por el Ipotx, con unos mejillones de roca al all-i-oli y su famoso kroketón de jamón (que estaba muy sabroso, pero con una bechamel demasiado líquida para mi gusto, aunque es lo común por estos lares). De los siguientes, no recuerdo el nombre, pero es que resulta muy difícil estar pendiente de estos detalles mientras se te hace la boca agua; menos mal que tengo una modelo excelsa y eso evita que se me olvide también hacer fotos (aunque alguna también falta). El caso es que cayeron unos pimentos rellenos de txangurro a la donostiarra, unas gambas con gabardina y una bola de marisco, antes de darnos cuenta de que se nos había pasado la hora del pintxopote, y llegarnos a Casa Senra, para degustar un exquisito besugo a la parrilla y un solomillo de pato relleno de foie (aunque lo que habíamos pedido era ciervo y rabo de buey, pero es que el pobre camarero, que parecía recién sacado de un recital callejero de flautas andinas, no se aclaraba con lo que tenía entre manos).

Por último, recalamos en el Bergara, para probar su oferta de la Pintxo-Week: su afamada Txalupa (hojaldre de setas, langostinos, nata y cava), un revuelto de antxoas frescas con piquillos, el Itsaso (rape con crema de puerros al txakoli) y una falsa lasaña de anchoas, además de la caña de Keler, claro. Nadia aún tuvo hueco para un helado de plátano y dulce de leche de la magnífica heladería Papperino (que tiene, entre otros sabores, unos helados de Idiazabal y de mojito que es obligatorio probarlos, y que luego he descubierto que también existe en Irun); ¿dónde meterá esta pedorra todo lo que engulle? Yo no podía más y opté por un relajado café irlandés en el Tximista.

Nada dura eternamente y el tiempo pasa volando cuando uno está en buena compañía. Se acercaban las dos de la madrugada y era hora de ir al encuentro del ossazo para volver a la muga. Unos musutxus de despedida y una frase surgida al unísono: “Esto hay que repetirlo” pusieron fin a una dura jornada de “entrenamiento”. 😉

Anuncios
comentarios
  1. Merche dice:

    Madre mía!!!
    La capital es la capital, eso es dificil de igualar por estos lares, aunque Hondarribia le anda cerca, pero por aquí enseguida caducan los pintxos potes…..

    • QK dice:

      Jajaja! Pero lo que sí podemos (y debemos hacer cuanto antes) es dar una vuelta por Papperino: de verdad que son unos helados para flipar (y desde menos de 2€!)…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s