Carta de Otegi

Publicado: 2012/05/11 de QK en Basconia / Euskal Herria, politica / politika
Etiquetas:, , , , ,

Al hilo de las sentencias que se han producido en estos días (la del Tribunal Constitucional sobre la doctrina Parot y sobre nuestro caso) queremos haceros llegar unas reflexiones que conviene no olvidar a la hora de analizar con fidelidad la actual situación política que atraviesa nuestra vieja Euskal Herria.

A. Quiero transmitiros, en primer lugar, que, frente a la charlatanería que prodigarán algunos miembros de la clase política en estos días sobre la independencia del Poder Judicial, el Estado de Derecho (la independencia judicial que la OCDE sitúa en el puesto 64, entre Irán y Egipto)… nosotros os proporcionaremos un dato cierto: hace semanas, más de un mes, que nuestras fuentes informativas (algunas de las que me informaron sobre el 11M incluidas) nos habían transmitido con exactitud casi milimétrica cuál iba a ser el criterio en la sentencia sobre la doctrina Parot… y cuál iba a ser la sentencia (¡incluida la fecha en que se haría pública!) en eso que ellos han denominado caso Bateragune. Pues bien, esta constatación debe llevarnos a zanjar definitivamente cualquier atisbo de duda en cuanto a que todas y cada una de las decisiones «judiciales» que afectan al independentismo obedecen única y exclusivamente a criterios POLÍTICOS.

B. En segundo lugar, quiero recordaros que he manifestado con insistencia que existe una agenda manejada por los enemigos de la paz que busca, con cada vez mayor grado de crueldad y de desesperación al mismo tiempo, colapsar, bloquear, neutralizar y destruir el proceso de paz puesto en marcha por la izquierda abertzale y el conjunto del movimiento soberanista. Así que zanjemos también la duda sobre cuál es la naturaleza y voluntad de los que manejan esta agenda: impedir que la paz y la democracia se abran paso en Euskal Herria.

Ese es el objetivo y quienes manejan esa agenda son los señores Rajoy, Rubalcaba, Basagoiti, servicios de inteligencia…

C. Y, ¿por qué oponerse a la paz, se preguntarán muchos? La razón es sencilla, no tienen agenda para ella, estaban comodísimamente instalados (haciendo negocio político e incluso económico) en el esquema «antiterrorista» que les permitía eludir sus responsabilidades, ocultar su verdadera naturaleza antidemocrática y maquillar la debilidad de sus posiciones políticas. Hoy la paz les da pavor… Por eso necesitan bloquear el proceso y hacerlo donde todavía tienen alguna posibilidad de influencia real: en la cárcel, en la represión… Lo necesitan porque saben que superar la fase de las consecuencias del conflicto nos llevará inmediatamente a la fase del diálogo sobre las CAUSAS del mismo. Y no tienen ni agenda ni alternativa creíble para esa fase, saben que no podrán oponer razones democráticas a los deseos del Pueblo Vasco de ser respetado como nación, con derecho a decidir libre y democráticamente su futuro.

D. Estas actitudes represivas (que no hacen sino añadir más sufrimiento a decenas de familias vascas) tratan en esta ocasión de alcanzar al menos dos objetivos añadidos:

D1. Por un lado, buscan el desistimiento del independentismo, la generación de nuevas frustraciones, la pérdida de confianza en nuestras posibilidades, haciéndonos creer que no seremos capaces de hacerles variar su posición de fortaleza… No lo creáis ni por un instante… La fortaleza de ese Estado se acaba de medir a ritmo de tango argentino… mientras la UE y EEUU miran hacia otro lado.

D2. Además, esta vez, el Estado ha buscado «neutralizar» a un candidato posible para las próximas elecciones en Vascongadas. Comprenderéis que para mí supone un orgullo añadido, al ser militante de la izquierda abertzale, el que el Estado crea que con mi candidatura el independentismo ganaría las elecciones autonómicas. Pues bien, ya sabemos qué candidatos y candidatas no son del agrado de los enemigos de la paz… Así que preparemos con deleite la más refinada de las respuestas democráticas: hagamos que, por primera vez en la historia, el independentismo dispute con altas posibilidades de alcanzar la victoria en las próximas elecciones vascongadas.

Y, para terminar, no olvidemos nunca que, así como la desaparición de la lucha armada era una condición indispensable (como la presencia electoral o institucional) para nuestra nueva estrategia, no será suficiente sin organización, sin lucha, sin desobediencia -pacífica, sí, pero desobediencia-… En definitiva, una estrategia capaz de organizar un desafío político masivo a los enemigos de la paz.

Este es el duro camino que hemos elegido los hijos e hijas de Gernika y Amaiur, de Telesforo y de la Pasionaria, de Santi y Josu, de Jon, de Fidel y el Che… ¡¡¡Sonreíd, que vamos a luchar!!!

IRABAZIKO DUGU!!

Arnaldo OTEGI (en nombre de los cinco del caso Bateragune)

[Fuente: GARA]

Carta íntegra de Arnaldo Otegi eu – es – en

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s