Dimpués d’a dentrada de primeros d’año, yera esclatero que teneba que adibir ista canta ta la mía chiqueta discoteca/bidioteca d’o trestallo de “mosica“.

“Sarri, Sarri” ye siguramén a canta de Kortatu más conoxida y más brincada tanto drento como difueras d’Euskal Herria, anque muita chen no sabese qué yera o que danzaban (como l’autual lehendakari ilechitimo, Pakito López, que asinas lo reconoxió cuan yera candidato d’o PSE, en o zaguer numero d’a rebista ‘Rolling Stone’, en chinero de 2009).

Y ye que a canta s’escribió a radiz d’a fuyita d’a garchola de Martutene, o 7 de chulio de 1985, de dos presos de ETA, amagaus en dos altabozes tras un conzierto d’o cantaire Imanol Larzabal. Se trataba de Iñaki PikabeaPiti, y de Joseba SarrionandiaSarri, un escritor de renombre drento d’a literatura euskaldun. Seguntes cuenta en Deia o mesmo Fermín Muguruza, a primera estrofa la escribió dimpués de leyer en Egin a notizia de l’escape y de l’enfuelgo popular que causó; a segunda la fazió Josu, y a terzera la farchoron a meyas.

Por zierto, que en o empezipie d’o bidio se reculle ixe inte d’a leutura d’a notizia en una taska, d’a que dimpués salen tamién barios escais: ixa taska ye a Izkiña, a tabierna de Mikel; sí, o “nuestro” Mikel, qui dimpués, cuando publicoron o album, amanixería en as afotos de l’interior como “Mikel II” (Mikel I no yera atro que Mikel Antza).

Astí tenez a letra, presa de Musikazblai:

Ez dakit zer pasatzen den
azken aldi hontan
jendea hasi dela dantzatzen sarritan
zerbait ikustekoa du
bi falta direlakoz
Recuento general-ean.
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri askatu,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, biba tu.

Irratikoak han ziren
emititzen zuzenean
paella jango zutela
eta Piti eta Sarri bere muturretan
saltzan zeudela konturatu gabeak.

Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri askatu,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri.

Zaila dugu sortzea
doinu gogozagorik
Sarri dio herriak
txanpainaz ospaturik
Iruñeko entzierroa
desentzierroa hemen
zapi gorriak
zerua du estaltzen.

Ez dakit zer pasatzen den
azken aldi hontan
jendea hasi dela dantzatzen sarritan
zerbait ikustekoa du
bi falta direlakoz
Recuento general-ean.

Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri askatu,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, biba tu

Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, bi badoaz,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, hanka kalera
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, bafleetatik…
kriston martxa dabil!

<berriro>

Y aquí, a traduzión-bersión en aragonés. Ye feita o más literal que’n he puesto, pero tamién mantenendo en a mida d’o posible a rima, y más que más o ritmo, ta que pueda cantar-se; o estribillo lo dixo en euskara, anque meto lo suyo sinificau entre gafez.

A bersión ye de cullita propia y ye ufierta en plan “creative commons” ta cualsiquier colla mosical que gose cantar-la:

No sé qué ye o que pasa
en zagueras con a chen
se fan un riso y no dixan de brincar
quizau tienga que bier
con que faltaban dos
en o “recuento general”.

Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri askatu, [libre]
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, biba tu!

Diziban os d’a radio
emitindo en bibo que
padella iban a minchar
y mientres, Piti y Sarri,
a suya martingala
debán de toz, la eban parada ya.

Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri askatu, [libre]
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri!

No creigo que se pueda
un son millor trobar
a chen diz “Sarri”, brindando con champán;
o enzierro d’Iruña
ye desenzierro en bez,
y os pañolicos tornan royos os ziels.

No sé qué ye o que pasa
en zagueras con a chen
se fan un riso y no dixan de brincar
quizau tienga que bier
con que faltaban dos
en o “recuento general”.

Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri,
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri askatu, [libre]
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, biba tu!

Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, bi badoaz, [dos marchan ya]
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, hanka kalera [ta la carrera]
Sarri, Sarri, Sarri, Sarri, bafleetatik… [dende os baffles]
kriston martxa dabil! [una marcha de la ostia!]

<bis>

comentarios
  1. […] Julian Iantzi, Mikel Goñi y Iñaki López lo dan todo sobre el escenario cantando una versión de Sarri, Sarri y poniendo en pie de baile a todo el […]

  2. semos… dice:

    Jolio, que recuerdos, la de veces que habremos hecho el cafre bailando este tema y lo bien que lo habremos pasau. Ahora que sé lo que dice, aún me alegro mas!!

  3. […] están los tres indómitos gudaris de Patatonia, poco antes de que el incombustible Fermín entonase sus versiones del Gora Herria y el Hator, hator, ante la que, con seguridad, habrá sido […]

  4. Ancel dice:

    Yo si conocia el significado de la letra.
    No al principio, pero si al poco tiempo.
    Grandes recuerdos.

  5. QK dice:

    En 1985, escondiéndose en los bafles tras un concierto del cantante Imanol Larzabal, Joseba Sarrionaindia se evadió de la prisión de Martutene junto a otro preso (Piti). La fuga inspiró la famosa canción Sarri, Sarri del grupo vasco Kortatu. Varias decenas de poemas suyos han sido convertidos en canciones desde hace más de 20 años por grupos de todos los estilos. Desde Mikel Laboa a bandas de rock. Algunas de estos temas que versionan sus poemas se reunieron, junto a la voz del escritor, en el disco-libro Hau da ene ondasun guzia (Esta es toda mi hacienda) coeditado por Esan Ozenki y Txalaparta en 1999.

    Desde aquella evasión está en paradero desconocido. Aunque esto no es impedimento para que siga escribiendo y publicando –y recibiendo premios– por numerosos libros de poesía, ensayos, cuentos y novelas. En euskera. Porque en castellano, aunque hay algunas pocas traducciones dignas de tal nombre, está practicamente impublicado. Por razones obvias que van más allá de la indudable calidad literaria. Porque Sarrionaindia, además de trabajar los estilos literarios “clásicos”, gusta de experimentar y de construir obras híbridas de una gran fuerza simbólica y llena de ricas imágenes donde se mezclan geografías que, como incansable viajero, va visitando con leyendas y relatos tradicionales y fantásticos como en Ni ez naiz hemengoa (Yo no soy de aquí), Marginalia, Ez gara geure baitakoak (No somos de nosotros mismos) y Han izanik hona naiz (De allí mismo vengo). Todos sus textos tienen más de una lectura, se sobreponen a veces unas sobre otras. Es la persona que lea sus textos la que tiene que interpretarlos, visitarlos una y otra vez, dejarse interpelar, responder a veces…

    Aunque los delitos por los que fue condenado hayan prescrito y no tiene ninguna causa pendiente con la “justicia” no tiene intención alguna de volver. Lo canta en Hnuy illa nyha majah yahoo, donde afirma que siempre seremos unos exiliados, que el regreso a casa es absolutamente imposible, pues la casa, la patria, tal y como la conocimos, tal y como la deseamos, no existe. Ulises sigue su viaje. Puede que nunca llegue a terminar. El retorno parece imposible para un poeta que no duda en afirmar que la poesía verdadera es posible y que, pese a todo, también existe lo que no existe, pues casi todos los quehaceres los tenemos por hacer y los poemas más perfectos están por escribir (“egiteko gehienak egiteke/ ditugu./ Poemarik behinenak izkiriatzeke/ daude…/ Ez diren gauzak ere/ badira“).

    Entrevista a “Sarri” en el periódico Diagonal:
    http://www.diagonalperiodico.net/culturas/la-paz-supone-la-renuncia-imponer-relaciones-poder.html

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s