El 15-M y las elecciones

Publicado: 2011/11/10 de QK en politica / politika
Etiquetas:, , , ,

Especial Elecciones Estatales 2011: La encuesta electoral del CIS revela que somos imbéciles.

Tras enterarme de la publicación de una encuesta sobre las elecciones generales del 20-N, mi curiosidad por saber cómo están las cosas me ha impulsado a bajármela de Internet y echarle un pequeño repaso. Mi curiosidad se debía a conocer, sobre todo, en qué medida ha cambiado la visión de los electores y cuánto ha afectado a la sociedad española los vaivenes sociales del 15-M y compañía.

La primera, en la frente. Según la encuesta, al 67% de los electores la política les es indiferente y el 81% no habla habitualmente del tema. En cambio, el 78% afirma que la situación política es de mala para abajo y el 72% votará. Hasta aquí intento encontrar la lógica: “¡Claro, votarán en blanco! ¡que alegría, el voto en blanco gana!” Pues no, solamente el 5% depositará su voto sin siglas ni nombres…

Es decir, que si tengo 10 vecinos, 7 pasan de política. A esos 7 se les une 1 que lo sufre en silencio ya que todos opinan que la situación es mala o muy mala. De los 10, votaran, los 2 vecinos que les interesa la política, el que lo sufre en silencio y 4 de los que pasan de todo. Y de entre esos 4 que pasan de todo, puede que ninguno vote en blanco. Además, de entre los candidatos a “presidente de la comunidad”, nadie se lleva un aprobado en las encuestas. No entiendo nada.

El caso es que volviendo al segundo párrafo, me parece muy preocupante que solamente a 3 de cada 10 electores le interese la política. No quiero decir que esto me sorprenda, no quiero parecer un nuevo indignado que de repente descubre que tiene que estar indignado después de décadas de apartar la vista ante los abusos políticos, y de mirar con recelo a los que siempre hemos estado indignados. Esto es simplemente un ejemplo de lo bien que hacen su papel los medios “oficiales” de comunicación. Veamos simplemente el ejemplo del conflicto vasco. Un conflicto cuyo contenido, además de otras cosas, es político. Pero tildado de terrorismo hasta la saciedad, la gente se interesa por él (del lado del estado español, claro) ya que si se hubiese reconocido su contenido político, se corre el riesgo de que al 67% de los electores se la sudase el conflicto vasco, la ETA, Otegi, etc.

Claro, quizás por eso a la gente les dan igual los políticos corruptos, los chorizos del Palacio de la Zarzuela, los fascistas y los despilfarros. Son cosas de política. Por eso quizás ha tenido tanta repercusión el 15-M, porque “no” era política. Aquí tengo que entrar en materia y decir a viva voz que tanto el 15-M como infinidad de detalles de nuestra vida cotidiana son política, pese a lo que le pese a la gente. Otra cosa es que no lo quieran reconocer, que no lo quieran admitir, que nieguen la mayor o que sean, simplemente, imbéciles. Y es imbécil, que me he molestado en mirarlo por el “internete”, aquella persona que está escasa o carece de inteligencia, que es torpe de entendimiento.

El problema es que seguramente la gran mayoría de mis vecinos son buena gente, sus intenciones no son malas, pero su largo letargo sin valentía para despertar está provocando que tanto yo, mi gente, y ellos mismos, sigamos como estamos. Porque según las encuestas, y repito, tras un 15-M por delante, las cosas no van a cambiar casi nada. En general, vamos a seguir votando al PP o al PSOE. Una decepción. Tengo mucho que aplaudir al 15-M, pero tardan en llegar los resultados, aunque aguantaré con fé al 20-N para ver si las cosas cambian. Espero que sí.

Pero mientras tanto, una duda planea mi cabeza. Si a 7 de mis vecinos les es indiferente la política, no hablan apenas de ello pero dicen que está la cosa muy chunga… ¿les dará igual si cambio las cosas? Antes no les han preguntado si querían vivir así, pero lo hacen. Se quejan y no les parece bien, pero a su vez facilitan inconscientemente (o conscientemente) que esto siga así. Entonces, si mando a la mierda al presidente y me pongo en su lugar y reinvento todo esto, ¿qué harán? Total, peor no les puede ir, y ellos tampoco van a hacer nada por cambiar las cosas. Les digo que son cosas de política y ya está. ¡Ay, que cruz! ¿Lo hacemos o no lo hacemos?

[Fuente: Roberto Seral, para AraInfo]

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s