Sarkozy se lleva la mayor tajada de Libia

Publicado: 2011/09/02 de QK en politica / politika
Etiquetas:, , , , ,

El Consejo Nacional de Transición (CNT) libio firmó un «acuerdo secreto» con el Estado francés por el que a cambio de su «apoyo total y permanente» garantizaría el 35% del total del petróleo bruto del país a las empresas galas, informó ayer el diario «Liberation». El rotativo publicó una copia completa de una carta fechada el 3 de abril y remitida al emir de Qatar, que desde el inicio hizo de intermediario entre París y el CNT, en la que los rebeldes libios prometían la explotación de ese 35% del petróleo del país, cuyas reservas rozan los 44.000 millones de barriles. Dicho acuerdo fue redactado 17 días después de que la ONU adoptara la resolución que permitía a la OTAN bombardear el país para apoyar a los rebeldes con el pretexto de proteger a los civiles.

Tanto el CNT como el ministro francés de Exteriores, Alain Juppé, negaron ese acuerdo. Juppé dijo ignorar la existencia de dicha carta pero recordó que el CNT reconoció públicamente que en la reconstrucción de Libia dará prioridad a aquellos países que le han apoyado, lo que consideró «lógico y bastante justo».

«Liberation» publicó esta información horas antes de que comenzara en París la Conferencia Internacional de Apoyo para la Reconstrucción de Libia, que reúne a los líderes del CNT con altos representantes y mandatarios de sesenta estados y organizaciones internacionales como la OTAN, la ONU y la Liga Árabe para renovar su solicitud de liberación de los activos congelados de Libia y presentar sus necesidades urgentes de reconstrucción.

Sólo Sudáfrica ha manifestado su oposición y no ha acudido a esta cita, que comenzó el día en que se cumplían 42 años del acceso al poder de Muamar al-Gadafi, en protesta por la actuación de la Alianza Atlántica.

El presidente francés, Nicolas Sarkozy, ha recalcado públicamente en distintas ocasiones el papel principal de París, también ante la ONU, para lanzar una operación militar de apoyo a los rebeldes libios. Pero el pastel a repartir es muy goloso y muchos países están tomando posiciones para hacerse con los contratos.

Un portavoz del CNT con sede en Londres, Guma al-Gamaty, aseguró a AFP que «no habrá favoritismo político» y que el nuevo régimen procederá de forma «transparente». «Los contratos se adjudicarán según los méritos», afirmó, contradiciendo así lo manifestado hace unos días por el presidente del CNT, Mustafa Abdel Jalil, quien sostuvo que los países aliados serán favorecidos.

Libia, principal reserva de petróleo de África y cuarto productor del continente, antes de la guerra exportaba el 80% de su crudo a Europa, en particular a Italia y el Estado francés.

Ahora la producción está parada y la máquina deberá ponerse en marcha de nuevo y algunas empresas, como la francesa Total, la española Repsol y sobre todo la italiana ENI, están ya tomando posiciones, según los expertos, aunque los insurgentes dijeron que respetarían los contratos ya firmados por el régimen de Gadafi. Pero los rebeldes están desesperadamente necesitados de dinero y todo augura que las empresas se embarcarán en una competencia feroz.

Además, los países más prudentes a la hora de posicionarse respecto a la guerra en Libia están moviendo ficha. Rusia, presente en el país africano a través de Gazprom, reconoció ayer de forma oficial al CNT como la autoridad del país y destacó su programa de reformas; mientras que Argelia, presente con Sonatrach, mostró ayer su disposición a hacerlo tan pronto como se forme un «Gobierno representativo de todas las regiones del país». Incluso China, presente en Libia en decenas de proyectos de energía, telecomunicaciones e infraestructuras, espera tener un papel protagonista en la reconstrucción y, aunque no ha reconocido todavía al CNT, ha cambiado su discurso y, además de apostar por un acercamiento, ha dicho respetar «la elección tomada por los libios» y valorar «el rol del CNT en la resolución del conflicto».

París ha insistido en que el «negocio» no está en la agenda pero las revelaciones de «Liberation» y el sentido común evidencian lo contrario. Es el momento de reconstruir un país y grandes constructoras, como la italiana Impregilo, la española Sacyr y la francesa Vincy, esperan recibir su trozo de pastel.

[Fuente: GARA]

Más info: Libia sí y no

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s