Igara

Publicado: 2011/08/21 de QK en Basconia / Euskal Herria, foticos / argazkiak
Etiquetas:, , , ,

Igara se encuentra entre los barrios donostiarras de Antigua —históricamente, el primer núcleo de población de Donosti— e Igeldo —barrio al que oficialmente pertenece, y que lleva veinte años luchando por constituirse en un municipio independiente; a principios de los 90 se creó Itxas Aurre (Frente al mar), un colectivo de vecinos favorables a la independencia, al frente del cual figuraba como portavoz precisamente Jon Karlos Izaguirre, actual alcalde de San Sebastián.

La parte más cercana a la ciudad alberga un polígono industrial, pero pasado el afamado putetxe Errotaberri (fue la mejor manera de indicarle al taxista a dónde nos dirigíamos :D), uno se adentra de pronto en un entorno rural puramente euskaldun. Estos maravillosos contrastes son una de las bendiciones del paraíso de ciudad en la que tengo la suerte de vivir :’)

Y, subiendo por la bucólica senda de Pilotegi bidea, llegamos a un señoral baserri del siglo XVIII, donde nos recibe Lobo, el bonachón y fiel guardián de la finca, y tras él, Eva y Txema, una pareja de artistas que se encargan de su rehabilitación.

Está claro que tienen curro para rato, pero tanto las paredes como el armazón de madera se conservan perfectamente tras casi dos siglos y medio de existencia y muchos años de abandono.

Pero no íbamos allí a trabajar (¡qué morro, jeje!), sino a disfrutar de una buena barbacoa, acompañada de buen bebercio y buena compañía; desde la que hicimos durante el máster, no había tenido oportunidad de repetir, y ya lo echaba de menos 😉 Como aún llegamos en buena hora para un hamaiketako tardano, Jolhe, nuestro sukaldari particular, se puso enseguidica a la faena. Eso sí, también enseguida fue Denisse a darle …su apoyo moral ;D

Lo que no sé si sabría, es que no iba a abandonar las brasas en todo el día, pues el hamaiketako se juntó con la comida y ésta, con la merienda. Choricillos parrilleros (picantes y dulces), longanizas, salchichas, costillas (adobadas, al natural y al vacío), tocineta, morcilla… todo alimentos sanos, naturales y que van muy bien para el colesterol (o sea, que lo ponen por las nubes). Ojo, que yo también contribuí con mi esfuerzo, ya que me nombraron ebakitzaile ofiziala ;D

A estas alturas, yo estaba ya como un Buda, pero se nos unió Tino y empezamos con la merienda, mientras nos explicaba que en Cuba no hay negros, como mucho “morenos prietos” 😀

A falta de la foto del güeso pelau, Jolhe hace ademán de engullirse las últimas costillas supervivientes, mientras nosotros dábamos buena cuenta de sus mojitos (preparados con un limón del propio baserri).

Por cierto, que la curiosa expresión de Jolhe, que contrasta con la faz risueña de los que le roden, refleja el momento de darse cuenta de que las costillas no fueron la única carne que se había tostado durante la jornada: gracias al sol de plomo que había caído todo el día, lucía ahora un flamante bronceado color langostino, que no tenía nada que envidiar al de los típicos giris que inundan nuestras playas, y que hacía que el apoyar la espalda fuese algo más que molesto (y eso, a pesar de que Denisse le había rebozado diligentemente con cremita…).

Incluso antes de marchar, nuestras “caperucitas” encontraron tiempo para recoger moras silvestres; la idílica Arcadia de Virgilio debía parecerse a esto.

Anuncios
comentarios
  1. […] cañas y más amigos: Diana, Eva, Txema, Tino… Un poco de revuelto de txorizo, que está muy sabroso. Y el patxaran hay que probarlo, […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s