Y así, caminando por el sinuoso bidegorri que me traía de Arama, me planté al caer la tarde en Itsasondo, otro pequeño municipio de la Euskal Herria más jatorra (en las últimas elecciones municipales, todos los votos fueron para ANV, excepto cinco “paracaidistas” del PP; ni siquiera se votaron los 7 que componían la lista, ¡juajua!).

Está claro que lo mejor del Ayuntamiento está en su interior, porque el edificio es bastante cutrecillo, aunque, eso sí, cuenta con la ornamentación necesaria 😉 Frente a él se encuentra el frontón cubierto, que también se hace eco de la justa reivindicación por la libertad de los presos políticos vascos. Y a la izquierda, otro de los más conocidos murales de Dizebi

El resto de la villa se distribuye escalonadamente sobre la ladera del Murumendi, hasta alcanzar la iglesia de santa María de la Asunción, a la que se accede por unas escaleras que atraviesan el patio de esta casa medieval, ahora completamente restaurada. La iglesia es también de origen medieval, si bien la fisonomía actual es resultado de las obras de ampliación realizadas a partir del siglo XVI; tiene una sola nave cubierta con bóvedas de crucería y la portada es muy sencilla.

En la parte posterior de la iglesia se encuentra hilerria (el cementerio), donde descansan dos gudaris célebres: TXIKIAEustakio Mendizabal–, muerto a tiros en un enfrentamiento con la guardia cerril en 1973; a él va dedicada la canción de Pantxo eta Peio, con letra de Telesforo Monzón, que podéis bajar de aquí. (más abajo pongo la letra y su traducción al aragonés).

TXATOJuanmari Otegi– asesinado por los GAL (el “entorno” del P$oE) en 1985. Estas víctimas del terrorismo no aparecen en los medios de comunicación ni reciben homenajes…

 

TXIKIA

Txikia zuen guda izena
bera gizon osoa izan arren
Mendizabal, Sasetaren urrena
biak txiki, bizkor eta lerden.
Saseta hil zen gudarien aurrean
Mendizabal hil zaigu bakarrik
bainan biek daukate Herri osoa
atzo ‘ta gaur heien atzetik
Euskadirentzat hil dire ‘ta
gorputzak arantzaz beterik.
Harro hadi Kantauri itxasoa
‘ta heien betiko loa
betiko kanta zak
geroari esaiok olatuetan
herri izarrak ez direla itzaltzen.
Gure haurrek biharko ikastoletan
heien izenak abestu ditzaten,
arantzetan biak hil bait ziren.

Traduzión:

“Chiquet” teneba como nombre de guerra,
anque yera un ombre de tot.
Mendizabal, como Saseta,
os dos chiquez, raudos y zereños.
Saseta morió debán d’os suyos gudaris,
Mendizabal ha moriu solo,
pero los dos tienen a un pueblo antero
ayer y güei, dezaga d’ellos.
Morioron por Euskadi
y con espinas clabadas en o cuerpo.
Fe-te-ne argüelloso, mar Cantabrico
y canta o suenio suyo
ta cutio
y dize-le a las olas que i biengan
que as estrelas d’o pueblo nunca s’amortan.
Os nuestros ninos en as ikastolas de maitín
cantarán os suyos nombres,
pos os dos morioron con espinas clabadas.

Anuncios
comentarios
  1. […] la complicidad en una cultura, el afecto, pueden dar. Por eso tienen un nombre. Se llaman Txabi, Txikia, Tito o Argala. Todos tienen unas características globales que les consideremos tan nuestros como […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s