ETA responde a la Declaración de Bruselas

Publicado: 2010/09/20 de QK en Basconia / Euskal Herria
Etiquetas:, , ,

ETA, dispuesta a estudiar conjuntamente con los firmantes de la Declaración de Bruselas los compromisos a adoptar

ETA ha hecho público un nuevo comunicado, dirigido esta vez a la comunidad internacional en general y a los firmantes de la Declaración de Bruselas en particular, en el que muestra su disposición a analizar juntos los pasos que necesita una solución democrática al conflicto vasco, «incluidos los compromisos que debe adoptar ETA».  La organización armada muestra su respeto y agradecimiento a los firmantes del texto que se presentó en marzo para solicitar de ETA un alto el fuego permanente y verificable, y del Gobierno español una respuesta adecuada a ello.En un comunicado hecho llegar a GARA, ETA ha dado respuesta directa a la Declaración de Bruselas presentada a finales de marzo por una veintena de líderes internacionales muy referenciales en materia de resolución de conflictos. Tras recoger que en aquel texto se hacía una «petición concreta» a la organización y subrayar que no esquiva su «responsabilidad», expone su «disposición a estudiar de forma conjunta los pasos que precisa el proceso democrático, incluidos los compromisos que debe adoptar ETA».

Este es el tercer punto de su respuesta a los firmantes de la Declaración de Bruselas, entre los que se contaban varias personalidades galardonadas con el Premio Nobel de la Paz. En el primero de los puntos, ETA recalca que «el conflicto de Euskal Herria con los estados español y francés se asienta en profundas razones políticas. Por eso, para superar el conflicto hace falta, más que pasos parciales, una propuesta integral que recoja las raíces del conflicto y desate sus nudos».

«La solución debe ser firme»

En la misma línea, ETA afirma acto seguido que para que se produzca una superación «definitiva» del conflicto, «la solución debe ser firme inevitablemente, construirse en torno a compromisos multilaterales y desarrollarse a través del diálogo y de la negociación».

«Si hay voluntad democrática, hoy y aquí es posible solucionar el conflicto», recalca ETA.

En estos últimos meses han sido varios los agentes políticos que han insistido en que ETA no había dado respuesta directa a la Declaración de Bruselas. Al respecto, la organización armada deja claro en su mensaje que concede gran valor a la iniciativa. Destaca que entre los firmantes hay «personalidades con mucha experiencia en la solución a conflictos duros» y que la declaración «se ha convertido en una referencia innegable» en Euskal Herria.

En consecuencia, expresa antes que nada su «respeto y agradecimiento a los hombres y mujeres que firmaron la Declaración» y añade que la toma como una aportación.

La metáfora del barco

En el mensaje destacan las reiteradas afirmaciones de la organización armada sobre su «disposición» a buscar la solución, y también la alusión al impulso unilateral de esta iniciativa, que se subraya con una figura gráfica: «Frente a la cerrazón de España y Francia, ETA ha hecho zarpar de nuevo el barco de la oportunidad para la resolución democrática del conflicto. Y ha tomado la primera decisión sin echar el ancla, con disposición a navegar en aguas más profundas».

En los últimos párrafos de este comunicado, la organización armada vasca insiste en que es posible la solución si hay voluntad, y pone como ejemplo que en las últimas dos décadas «no son pocos los nuevos estados que han surgido en el corazón de Europa y que han encontrado la aceptación internacional». Cita también a Groenlandia y Escocia, como «pueblos que están construyendo su soberanía dando cauce a la voluntad de la ciudadanía».

Aunque subraya que es consciente de que la clave de la solución reside en Euskal Herria, ETA valora como «muy importante» la aportación internacional. En este sentido, hace un llamamiento a los agentes e insti- tuciones internacionales «para que impulsen y para que participen en la estructuración de un proceso democrático que dé solución permanente, justa y democrática a un conflicto político de siglos».

Seis meses

El comunicado está dirigido en esta ocasión expresamente a la comunidad internacional, según se subraya desde el encabezamiento.

Incluye otras afirmaciones que resultan novedosas informativamente. Así, después de que hace dos semanas ETA afirmara que meses atrás tomó la decisión de no realizar acciones armadas ofensivas, ahora concreta que cuando se dio a conocer la Declaración de Bruselas ya se había entrado en ese escenario: «Han pasado seis meses desde la Declaración de Bruselas de marzo (…). Como es sabido, en estos seis meses ETA no ha llevado a cabo acciones armadas. Para entonces ETA ya había dado la orden de cesar en sus acciones a los grupos operativos que tenía preparados», detalla.

A raíz de la declaración difundida hace dos semanas por la BBC, el Gobierno español admitió que efectivamente sabía que ETA había interrumpido sus atentados, aunque lo había ocultado. En declaraciones públicas, el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha situado esta decisión más o menos en torno al mes de febrero, lo que coincide con la afirmación que realiza ahora ETA.

«Lo han desperdiciado»

Este comunicado llegado ahora a GARA hace una referencia a los sucesivos gobiernos españoles y su actitud respecto a su acción armada. Denuncia que «la han puesto como excusa, afirmando que mientras haya lucha armada no puede haber solución alguna». Sin embargo, les reprocha que cada vez que ésta se ha interrumpido «han desperdiciado la oportunidad. Al parecer, con lucha armada no hay opción, y sin lucha armada ya no hay necesidad». ETA lo considera una «vieja forma» de enquistar la situación.

En la primera parte del comunicado, ETA explica a la comunidad internacional las raíces históricas del conflicto político y el enfrentamiento violento que ha producido. Introduce en su análisis afirmaciones como ésta: «La Historia ha dejado una enseñanza principal a Euskal Herria: que las seudosoluciones de hoy son la fuente de conflictos futuros».
Alude a su acción armada, pero también al «terrorismo de Estado», la tortura, la existencia actual de más de 700 presos o el hecho de que uno de ellos, Joxe Mari Sagardui Gatza, lleve 30 años en prisión. Y enumera sus iniciativas para tratar de superar el conflicto democráticamente: la Alternativa KAS (1976), las conversaciones de Argel (1989), la Alternativa Democrática (1995), el alto el fuego de 1998 o el último intento de negociación de 2006.

«Es difícil entender la lucha armada en Europa –admite ETA en uno de los extractos de su comunicado–, pero ¿no es más difícil de entender que a los ciudadanos vascos se les niegue el derecho a decidir su futuro libre y democráticamente?», pregunta a continuación en su mensaje a la comunidad internacional.

GARA

[Aquí está la traducción al castellano del comunicado completo]

Share

Anuncios
comentarios
  1. QK dice:


    La cuestión de la mediación internacional gana apoyos tras el mensaje de ETA

    Dos días después de que ETA invitara a la comunidad internacional a impulsar el proceso, la cuestión de la mediación ha entrado decididamente en la agenda internacional. Como datos, ayer fue preguntada por ello la ministra de Interior de la Comisión Europea, mientras uno de los firmantes de la Declaración de Bruselas, el ex presidente sudafricano Frederik De Klerk, se mostraba dispuesto a implicarse personalmente y otro de los expertos internacionales, John P. Linstroth, hacía ver a Washington que en Euskal Herria tiene una «oportunidad» para impulsar una solución.

    De todas estas manifestaciones, la más concreta fue la de De Klerk. Su nombre ha sido citado en “El País” junto a los de Desmond Tutu, John Hume y Mary Robinson como «candidatos» a implicarse en una comisión negociadora internacional. Así las cosas, la agencia France Presse contactó con un portavoz suyo, que indicó que De Klerk «contemplará esta mediación cuando la propuesta le haya sido trasladada y después de una consulta con todas las partes implicadas, entre ellas el Gobierno español».

    Este portavoz de quien fuera presidente sudafricano entre 1989 y 1994, además de Premio Nobel de la Paz en 1993 junto a Nelson Mandela, añadió que «hace un tiempo, el señor De Klerk se asoció con otros premios Nobel y líderes internacionales para sostener la llamada a la interrupción de la violencia» en Euskal Herria, y añadió que «es feliz de ver que esto toma cuerpo».

    Bruselas: alto el fuego positivo

    “El País” afirma que una eventual comisión negociadora internacional supervisaría el desarrollo de la Declaración de Bruselas, sobre la que ETA acaba de declararse dispuesta a hablar. Así, especula con que su objetivo sería realizar una verificación del alto el fuego y al mismo tiempo determinar «cuál debe ser la respuesta del Gobierno».

    Tras esta publicación, en Bruselas fue preguntada por el asunto la comisaria de Interior, Cecilia Malmström, que afirmó que por el momento la Comisión Europea no ha abordado el tema ni lo ha discutido con el Gobierno español. Se situó simplemente a la expectativa: «Si habla con nosotros, ya veremos». En cualquier caso, Malmström valoró como «positiva» la decisión de ETA de no realizar acciones armadas ofensivas, que Madrid ha preferido tildar de «insuficiente».

    Otro de los firmantes de la Declaración de Bruselas es el noruego John P. Linstroth, y también ha valorado la situación en Euskal Herria en una entrevista a una revista especializada que agencias españolas difundieron ayer. En ella este miembro del Internacional Peace Research indica que «claramente debe haber una mediación internacional en este conflicto, porque desde mi conocimiento el Gobierno español tiene una postura muy intransigente con los vascos». Este experto cita el caso de Jon Anza, la práctica sistemática de la incomunicación o la ilegalización.

    Linstroth añade además que «el presidente Obama y su Administración tiene una buena ventana de oportunidad aquí para cambiar el bloqueo del conflicto vasco y ayudar a un proceso de paz».

    PSOE y PP, recelosos

    En el Estado español, portavoces de PSOE y PP expresaron recelos ante la idea de la mediación internacional, pero sólo Jaime Mayor Oreja, como es habitual, dijo que se está produciendo ya un proceso de negociación.

    Por parte del PSOE, María Teresa Fernández de la Vega y Leire Pajín incidieron en que el Gobierno español no variará «un ápice» su política. En Euskal Herria, su compañero José Antonio Pastor manifestó no saber si la mediación internacional «es una buena o una mala idea».

    La secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, afirmó que «no hacen falta mediadores», sino que ETA deje las armas y que eso se verifique «con posterioridad». Sin embargo, Mayor Oreja insistió en su discurso autónomo: «El comunicado de ETA y la reacción inmediata de los mediadores confirma un proceso de negociación».

  2. QK dice:

    Los hechos van animando al optimismo racional frente a tanto cenizo interesado

    La Declaración de Bruselas y sus firmantes vuelven a estar de actualidad. En Euskal Herria va creciendo una opinión generalizada de que aquel texto suscrito en marzo por cuatro premios Nobel de la paz y otros diecisiete protagonistas en resolución de conflictos por todo el mundo puede tener peso e influencia en la solución del que atenaza a este país. Por eso hoy conviene recordar lo que dijeron los gobiernos cuando se hizo pública. La portavoz del Ejecutivo autonómico, Idoia Mendia, afirmó (¡a ver si lo aciertan!) que «la declaración no dice nada nuevo que no haya dicho ya la sociedad vasca».

    De la fingida indiferencia pasaron a mostrar los verdaderos sentimientos de irritación. Madrid calló durante una semana, hasta que, con el comunicado en el que ETA daba su versión del tiroteo en el que murió un gendarme francés, Alfredo Pérez Rubalcaba encontró la forma de desfogarse anunciando que iba a enviar el escrito al Parlamento Europeo traducido en varios idiomas para que los firmantes de la Declaración «vean con quién se juegan los cuartos». Rodolfo Ares dijo al mismo tiempo que la Fundación Nelson Mandela, Desmond Tutu, Frederik de Klerk, John Hume, Mary Robinson o el ex secretario general de Interpol, Raymod Kendall, «son más asesores de Batasuna que mediadores entendidos en términos exactos». ¡Menuda nómina para un partido ilegalizado! Lo que Rubalcaba y Ares expresaban es lo poco que les gusta que la comunidad internacional se interese por su forma de llevar el conflicto.

    Cuando después de haber suspendido sus acciones armadas ETA se muestra abierta a estudiar conjuntamente con los firmantes de la Declaración de Bruselas los compromisos a adoptar, la mayoría de los mortales entiende que la organización vasca está dispuesta a cumplir con su parte y que lo que le gustaría hablar con los impulsores de la iniciativa es de cómo pueden emplear su capital político internacional para que también Madrid dé pasos en la buena dirección, en lugar de prohibir manifestaciones y organizar redadas que se saldan con encarcelamientos y terribles testimonios de torturas.

    Pero frente a la percepción social de que paso a paso se avanza, los contestadores automáticos gubernamentales insisten en que nunca hay nada nuevo y que el único comunicado que esperan es el de la rendición y voluntaria entrega. Sin embargo, afloran tímidos indicios de que ese disco rayado oficial empieza a resultar exasperante para muchas personas, que prefieren optar por el optimismo racional ante tanto agorero y cenizo que parece ocultar intereses difícilmente confesables.

    Hace apenas quince días el discurso general, la consigna, era que lo dicho por ETA era insuficiente. Ahora las agencias llaman a personalidades internacionales para conocer su disposición a intermediar en el conflicto.

  3. GARA dice:

    Los firmantes de la Declaración de Bruselas responderán al emplazamiento de ETA

    Los firmantes de la Declaración de Bruselas tienen una copia del comunicado de ETA en el que muestra su compromiso a abordar conjuntamente los pasos a dar y han anunciado que emitirán una declaración de respuesta a la organización armada.

    GARA – 23/09/2010 13:55:00

    BRUSELAS.- El abogado sudafricano y mediador en conflictos políticos Brian Currin ha hecho público un comunicado en el que señala que tras el último comunicado de ETA, “ha habido una gran cantidad de información” sobre el papel que podrían desempeñar los firmantes de la Declaración de Bruselas en el futuro.

    Explica que, tras leer el texto de la organización armada detenidamente, todos los firmantes han recibido una copia del mismo, y anuncia que “después de un proceso intenso de consulta y recepción de aportaciones entre los líderes internacionales por la paz, se hará pública una declaración de respuesta a ETA”.

    Currin manifiesta que es “un momento importante. Tenemos que abordarlo con una actitud paciente, reflexiva e inteligente”, ha afirmado.

  4. QK dice:

    Currin anuncia la creación de un Grupo de Contacto para ganar eficacia

    En un breve comunicado datado ayer y firmado por el facilitador sudafricano Brian Currin, los firmantes de la Declaración de Bruselas anuncian que han resuelto «establecer un Grupo de Contacto Internacional de cinco personas» tras la pertinente consulta «con varios partidos interesados». Esta decisión es consecuencia «de las dificultades logísticas de trabajar con un grupo numeroso de personas de diferentes partes del mundo y la necesidad de involucrarse en estas cuestiones de forma rápida y eficiente».

    Los detalles sobre este grupo, las personas que lo conformarán y las funciones que desempeñará se darán a conocer este mes de octubre.

    En la nota de prensa, transmitida por Lokarri a los medios, Currin también informa de que «se ha consultado con cada uno de los firmantes» sobre los recientes comunicados de ETA y la respuesta que ha dado a la propia Declaración de Bruselas. Al respecto, apunta que la demanda realizada en marzo a la organización armada «se mantiene tal y como fue presentada: que declare un alto el fuego unilateral, verificable y permanente».

    La Declaración agregaba que una declaración en ese sentido, «debidamente respondida por el Gobierno español, permitiría que los nuevos esfuerzos políticos y democráticos avancen, las diferencias sean resueltas y se alcance una paz verdadera» en Euskal Herria.

    Ese comunicado de ETA al que alude Currin, que se conoció el 19 de setiembre -trece días después de que anunciara el cese de sus acciones armadas-, estaba dirigido a la comunidad internacional y, en especial, a los firmantes de la Declaración de Bruselas. En él saludaba esta iniciativa y mostraba su disposición a analizar conjuntamente los pasos que requiere una solución democrática al conflicto, «incluidos los compromisos que debe adoptar ETA».

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s