La Reina mudéjar

Publicado: 2010/06/05 de QK en Aragón / Aragoi, foticos / argazkiak
Etiquetas:, , ,

Este miércoles, entregada ya la tesina, aprovechamos para darnos un garbeo por Teruel, comprobar que existe, e ir planificando las próximas Vaquillas.

Nadia adornó con sus glamurosas poses la Escalinata de los Amantes. Esta Escalinata, construida en 1921 para unir la estación con el Casco Histórico, es de estilo neo-mudéjar y presenta en su parte superior el famoso relieve de los Amantes de Aniceto Marinas.

En la Catedral de Santa María de Mediavilla se encuentran muy bien representados los distintos estadios del mudéjar turolense. En este completo conjunto, fruto de ocho siglos de existencia, se encuentran dos de los elementos emblemáticos de la fase medieval del mudéjar turolense: la torre campanario (1257-58) y la techumbre (±1300). De la fase correspondiente a la Edad Moderna se conserva el cimborrio, construido por el Maestro Martín de Montalbán (1538). En la cúpula de la Capilla de los Reyes (anterior a 1649) se detectan pervivencias mudéjares. Por último, al neomudéjar corresponde la Portada Meridional (1909) obra de Pablo Monguió.

El Torico, mucho más que una pequeña estatua para cualquier teruelano. Esta vez llevaba la bufanda del C. D. Teruel, que se ve que ha quedado primero de su división y asciende… a la que sea (el fútbol me vuelve loco, sí…).

Una panorámica de la Plaza del Torico (oficialmente, Plaza de Carlos Castel; aunque también Plaza Mayor o Plaza del Mercado). A la izquierda se ve la Casa de la Madrileña, una joya modernista, obra del maestro Monguió.

La Casa del Deán, edificio con arquitectura palacial de estilo tradicional aragonés, de los siglos XVI y XVII. La fuente de su fachada es la única que se conserva de las que abastecía el acueducto de Los Arcos.

Nadia, bajo el acueducto de Los Arcos:

El Torreón de la Lombardera (y no Bombardera, como se suele confundir):

El monumento a la Vaquilla y el Ángel Custodio:

Nadia alucina diedros con este puente de perspectiva cuasi-imposible, al estilo de los dibujos de M. C. Escher:

La Torre de San Martín (1315-16); en realidad, se trata de dos torres, una envolviendo a la otra y mediando entre ambas las escaleras de acceso al campanario. La interior está formada por estancias abovedadas superpuestas, mientras que la torre exterior soporta todo el repertorio decorativo. El grueso contrafuerte de sillería del flanco sudoccidental es fruto de la compleja reparación efectuada por Pierres Vedel (1549-51):

La Fonda del Tozal, donde nos alojamos como ya viene siendo tradición. Se trata de una antigua hostería rehabilitada que viene cumpliendo su función desde el siglo XV:

Y el papeo en Rokelín, que era uno de los alicientes del viaje :-9

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s