13-F: Día contra la tortura

Publicado: 2010/02/13 de QK en ideyas / ideiak, politica / politika
Etiquetas:

Día contra la tortura

No soy capaz de imaginar una conducta más abyecta que la de un torturador. No en vano, hasta la legislación penal contempla posibles atenuantes para los mayores crímenes, como el homicidio o la violación, pero no para la tortura. Porque el torturador actúa de forma plenamente voluntaria y consciente, buscando causar el mayor dolor a su víctima, despojándola de su dignidad y de sus más elementales derechos como persona, abusando además de su situación de poder ante un ser indefenso.

El torturador encarna la mayor perversión a la que puede llegar el ser humano.

Y el sistema político que le da amparo, igual.

Share

comentarios
  1. GARA dice:

    Artículo al pelo sobre el debate acerca de la tortura, que la fachundia de UPN quiso impedir:
    http://www.gara.net/paperezkoa/20100214/182983/es/Una-cultura-que-silencia-torturas-es-una-cultura-enferma

  2. Aitor dice:

    Copio la editorial del GARA de hoy, 15.02.2010:

    Cuenta atrás para la alevosía de la tortura

    Mientras en Euskal Herria se realizaban el sábado decenas de movilizaciones contra la tortura, en un hospital de Donostia -ni siquiera se ha dicho en cuál- era atendido un joven detenido poco antes por la Guardia Civil. Ya han pasado al menos 36 horas de ese traslado, pero lo más probable es que haya que esperar todavía tres días más para que Ibai Beobide pueda explicar cuál fue el motivo de las heridas.

    Es facil imaginar la zozobra que atravesarán familiares y amigos a quienes no se facilitará ningún dato sobre su situación, ni siquiera en qué calabozo está. Pero no sólo son sus allegados; el conjunto de la opinión pública tiene derecho a saber qué pasa en estos casos. Sin embargo, hasta que no concluya el periodo de incomunicación no cabrá otra opción que especular. Habrá quien prefiera creer que el arrestado efectivamente se autolesionó y quien, por contra, recuerde que eso mismo alegó la Guardia Civil como justificación para el rostro tétricamente deformado de Unai Romano. Habrá quien argumente que es lógico que este tipo de detenciones deparen algunas lesiones y quien rememore que eso mismo se afirmó en su día para justificar las heridas de Igor Portu y Mattin Sarasola, una tesis que ahora ya no sostiene ni siquiera la Fiscalía.

    Hay una diferencia sustancial. Cuando pasen los cinco días, se podrán contar con los dedos de la mano los medios, políticos, instituciones y colectivos que pregunten directamente al detenido qué es lo que ocurrió y lo difundan. Y eso que, como apuntaba anteayer el periodista Martxelo Otamendi en la mesa redonda de Iruñea, no hay delito más previsible que éste, en que se sabe de antemano el quién, el a quién, el dónde, el cuándo, incluso el cómo, y hasta el por qué y para qué. No hay violencia, por tanto, más alevosa, más impune, con más responsabilidades compartidas. Una violencia que las normas internacionales excluyen en cualquier escenario, pero cuya erradicación debe ser prioridad absoluta para la sociedad en un contexto de apuesta mayoritaria por un proceso democrático.

  3. […] que resultaba profética (no empezaría a postear con regularidad hasta el 13 de febrero, Día contra la tortura) y definitoria de la enfermiza personalidad de su […]

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s